Inaugurado en 2012, se ha convertido rápidamente en uno de los bares de cócteles más exitosos, queridos y frecuentados de París. Hablamos, ni más ni menos, que de el Little Red Door....