Como su propio nombre indica, nos encontramos ante un speakeasy, un lugar clandestino donde sólo llegarán algunos privilegiados. O al menos esa fue la idea original. Sin embargo, el Speak Low, de Shanghai, se ha convertido en un referente de la coctelería de la ciudad...