Category
TheBests50Bars2017
Tags
LITTLE RED DOOR, PARIS
About This Project

11. LITTLE RED DOOR, Paris

Inaugurado en 2012, se ha convertido rápidamente en uno de los bares de cócteles más exitosos, queridos y frecuentados de París. Hablamos, ni más ni menos, que de el Little Red Door.

Pese a su corta edad ha sido galardonado en varias ocasiones, hasta el punto de alcanzar el puesto número once, de la prestigiosa lista World’s 50 Best Bars.

Dirigido por Mark Scott, quien tras muchas experiencias a lo largo del mundo, aporta su riqueza de conocimiento y su amor por la industria a los más jóvenes, y con un gran equipo de barmans liderados por el gran Rémy Savage, el Litte Red Door es un bar especial.

Inspirado en los bares estadounidenses de La Prohibición pero ubicado en París, traen lo mejor de ambos mundos juntos. Ellos mismos se definen como algo más que una barra, un paraíso para amantes de los cócteles y un lugar para relajarse en buena compañía.

Según el propio Rémy, el Little Red Door «cuestiona juguetonamente la experiencia de beber en su esencia«. En otras palabras, hay que entender los cócteles como experiencias. Expresar el sabor a través del arte con obras originales de los artistas locales, o buscar inspiraciones alternativas continuamente. La idea de este bar es nadar en una fuente de creatividad.

La creatividad no es nada sin trabajo duro. En preparación para el actual Menú de Arquitectura Aplicada, pasaron meses estudiando libros, siguiendo cursos y hablando con muchos profesionales, dando como resultado una lista que explora cómo puede ser beber el orden, el color y la geometría del Art Deco. Inquietante.

Siempre la coctelería como elemento artístico, tomando referencias, como la del dios griego de la comida y el vino, Dioniso, relacionándolo con Nietzsche, quien describía el estado dionisíaco como uno de completa rendición, entusiasmo, disfrute y creatividad. En este sentido, están seguros de que un entorno adecuado puede desatar este estado. Su misión es crearlo.

El espacio donde se desarrollan estas experiencias está construido sobre la base de un servicio cálido y un ambiente acogedor. Los sofás de cuero de lujo, los sillones de patchwork, las paredes de ladrillo o el tapiz barroco, ayudan a crear relajarse con estilo.

No están escondidos y ni tienen una contraseña. Han creado un santuario de la coctelería en la capital francesa, donde puedes respirar la clandestinidad sin ocultarse. Una pequeña puerta roja (little red door), como no podía ser de otra manera, marca la entrada.

En cuanto a su oferta, el LRD no es un lugar para cócteles típicos y comida de bar. Sus recetas son creadas específicamente por la casa, y no se puede encontrar en otro lugar. Diseñados para complementarse, las bebidas y su maridaje hacen perfectos emparejamientos.

Sin embargo, también se puede disfrutar de cócteles sin acompañamiento, una amplía gama de menús y tragos, con excelentes creaciones de cócteles estacionales, por ejemplo. Cócteles de lujo, pero sin tomárselo tan en serio.

Es un lugar alternativo ideal para la vida nocturna, con una peculiar versión de la coctelería y del estilo parisino, que todos los amantes de los cócteles deberían visitar al menos una vez.

60 Rue Charlot, Paris 75003