I. TONUTTI Y B. MUSSO: “IR A TRABAJAR ES UNA DIVERSIÓN”

Cada día, durante más de veinte años, Ivano Tonutti y Beppe Musso se levantan contentos de ir a trabajar. Podría ser la historia de muchos (afortunadamente, existe gente que puede decir con orgullo que le gusta su trabajo) pero en realidad no lo es. Ellos tienen un trabajo único en el mundo, un trabajo que les entusiasma y que hace posible que cada día en el planeta 4 millones de personas se tomen un Martini y sigan apreciando algo que se creó hace la friolera de 150 años.

Tonutti, el maestro herborista y Musso, el maestro blender (del área vinícola), han heredado un legado que no llega de un día para otro, sino que se consigue con la mezcla de muchos factores: unos estudios reglados en enología (master blender) y farmacia (master herbalist), entrar y fundirse con una compañía que “engancha”, pasar por todas las áreas y departamentos, ponerle mucha pasión… y también algo de suerte: “Aunque en Italia decimos que la fortuna tiene que ser alimentada” ––apunta Tonutti“No se puede conseguir [llegar aquí] desde fuera de la compañía, necesitas estar durante mucho tiempo dentro”––añade Musso.

No hemos podido evitarlo: queríamos saber más sobre estos dos oficios tan apasionantes. Martini utiliza muchísimos botánicos, un blended de vinos específicos y produce miles y miles de botellas. Y de ellos y su equipo depende que la cosa salga bien, muy bien, en cada botella, en cada rincón. “Es un trabajo que no se puede hacer sin pasión: es creativo, de interpretación de la naturaleza y de los ingredientes; cada día tenemos que probar los vinos y los extractos, por lo que la experiencia humana es vital” ––apunta Beppe Musso. Pero no se trata de replicar simplemente una receta que existe hace 150 años. Martini ha llegado donde está porque ha sabido adaptarse a los tiempos: “Es importante vivir acorde con el presente––puntualiza Ivano Tonutti––. Hoy un extracto se obtiene de una forma a años luz del pasado; utilizamos una tecnología muy moderna”.

Llegados a este punto, Beppo Musso plantea una interesante pregunta: ¿Qué es una tradición?. Él mismo responde con una sentencia: “Es una innovación bien hecha. Hoy Martini Bianco es un clásico, pero en 1910, cuando se creó, era una revolución: un vermut blanco. Así que para crear la tradición del futuro, la compañía debe innovar hoy”.

No Comments

Post A Comment