MARGARITA: PONLE UNA PIZCA DE SAL A LA VIDA

Probablemente todos hayáis oído alguna vez de este cóctel, pues es uno de los más conocidos de este planeta. El más conocido de los cócteles con tequila, con todos vosotros: el Margarita.

Su origen es indudablemente mexicano, aunque varias son las versiones sobre su historia, y en todas ellas una mujer como protagonista.

La primera versión dice que fue creado en 1938, cuando Carlos «Danny» Herrera, dueño del Rancho La Gloria, cerca de Tijuana, ideó un trago para una cliente muy especial, la ex bailarina Ziegfeld Marjorie King, quien era alérgica a muchos licores, pero no al tequila.

Otra versión popularmente conocida, cuenta como en 1941, Carlos Orozco, camarero en la Cantina Hussong de Ensanada, Mexico, crea este cóctel para Margarita Henkel, la hija del entonces embajador alemán.

Por último, hay quien mantiene una tercera versión, que cuenta cómo en Tijuana, un camarero quedó totalmente enamorado por la belleza de una joven bailarina llamada Margarita Carmen Cansino, y creó este cóctel en su honor. Esta belleza se convertiría posteriormente en una de las actrices más famosas de la historia del cine, Rita Hayworth.

Como veis, muchas son las versiones y quienes quieren atribuirse la creación del Margarita. Aunque no se sabe a ciencia cierta cual es la real, hay algo común en todas ellas: su procedencia, México, previsiblemente cerca de Tijuana, y su inspiración, una mujer con dicho nombre.

marjorie king
margarita
rita hayworth

Veamos ahora como elaborar esta fantástica mezcla, perfecta como aperitivo o noches de verano.

Ingredientes

3,5 cl. de Tequila
2 cl. de Grand Marnier Amarillo (o Cointreau)
1,5 cl. de Zumo de lima
1/2 Lima
Sal fina

Hielos

Equipamiento

1x Coctelera
1x Copa Margarita (en su defecto Martini)

Cómo hacer

– En una coctelera introducir el tequila, el licor y el zumo de lima. Rellenar de hielo y agitar correctamente.
– En una copa fría rociar el borde con una rodaja de lima y sal.
– Añadir 2-3 cubitos de hielo para mantener frío el cóctel.
– Por último, decorar con una rodaja de lima.

No hay tiempo que perder, atrévete con uno.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment